domingo, 25 de mayo de 2014

The Sound of Music

El viernes pasado un grupo de amigos fuimos a ver a la opera de Chicago el musical de The Sound of Music.

Para mí, y supongo que para muchas, Sonrisas y Lágrimas va más allá de una película. En mi caso forma parte de mi infancia. Creo que no hay estrofa de la película que no pueda recitar de memoria ni canción que se me resista. Tarde de domingo tras tarde de domingo NONSTOP mi madre y yo veíamos la película entre sonrisas y lágrimas. De hecho más bien sólo entre sonrisas porque hasta que no tuve 15 años no descubrí que la película ¡continuaba después de la boda! A mi madre no le gustaba la parte triste, así que siempre me hizo creer que acababa con esa escena...

Hace dos años cuando el musical fue a Barcelona tuvimos la oportunidad de ir las dos ¡NO NOS LO PODÍAMOS PERDER!  Y hace unos días, cuando vi que la obra venía a Chicago tampoco me pude resistir. ¡Lástima que no cuadrara con la visita de mis padres! 


El musical es 200% recomendable, sobretodo para aquellos que como yo seáis fans de la película.

La puesta en escena, los trajes, las canciones... todo increíble. La actuación de ella es sencillamente ESPECTACULAR. Lo borda. El único papel que no cumplió expectactivas fue el del Captain von Trapp. Quizás porque esperábamos mucho de él ya que es uno de los actores de Titanic, pero sin duda Froilan Maria se lo come. ¡Los niños un 10! La verdad que no deja de alucinarme cuando veo a una niña de 6 años cantando delante de más de 400 personas ¡YO ME MUERO!

Sin duda un musical irrepetible que consiguió trasladarme durante unas horas a esas tardes de domingo entre sonrisas y lágrimas.

1 comentario:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.